Reflexología facial

La reflexología facial es la modalidad que, como su nombre indica, corresponde a el rostro, a nuestra cara.

Mapa simple de Reflexología Facial

Mapa simple de Reflexología Facial

Al igual que la podal, la reflexología facial se aplica a partir de manipular los distintos músculos faciales, a fin de lograr una estimulación en los nervios que se encuentran en la cara, y así recabar en una zona concreta la energía de todo el cuerpo hacia una parte concreta del mismo.

La historia de la reflexología nos dice que hay una unión entre los conocimientos y prácticas en oriente y en occidente, que sitúan a este apartado de la reflexoterapia en un mixto entre 2 culturas, por otra parte muy distantes. Existen grandes defensores de que este segmento, la reflexología facial, es el más efectivo y el que más allá llega en reflexoterapia. Yo siempre he preferido la reflexología podal, solo hay que ver el nombre de la web 😉 , pero respeto totalmente esa opinión, en muchos casos llegada de grandes expertos.

 Salud, belleza y energía positiva, con la reflexología facial

 

Reflexología facial reflexologiapodal

Reflexología facial reflexologiapodal

 
Es también cierto que la relación salud-belleza  en reflexología facial, es excelente. Por una parte tratamos una zona que está literalmente plagada de puntos extra sensibles en cuanto a energía. Por otra, estamos estimulando un área que, en lo que se refiere a belleza, es desde luego la principal: nuestra cara (o al menos es lo que consideramos muchas personas, creo que la mayoría, la cara es la cara…verdad?).

El correcto riego sanguineo que se genera a partir del masaje facial, pone todo en “su sitio” y nos da un explendor al rostro que sería muy difícil de imitar por cualquier crema o producto de belleza. Te aconsejamos muy mucho que lo pruebes.
 

Experimentar con uno mismo un auto-masaje de reflexología facial

 

Auto masaje reflexologia facial

Nosotros mismos podemos aplicarnos un masaje de reflexología facial

 
Como la mejor forma de entender algo es experimentarlo, vamos a ver una serie de pautas para que nosotros mismos podamos hacernos un auto masaje, tal como hace poco aprendimos a hacer el de reflexología de manos.
 
Lo primero de todo es que debes escoger un momento tranquilo del día o de la noche. Es importante que sepas que ese tiempo será para ti, que nadie te va a desconcentrar. No es plan de ponerse a hacerlo mientras estás ocupado con mil cosas, esto se hace para sentirse relajado y bien, entre otras bondades,  y debemos ayudar poniendo los 5 sentidos en el masaje facial. Sin prisas, sin que nada más exista que ese momento y tú.
 
Lo mismo con la luz, que debe ser tenue. O añadiendo música apropiada (por ejemplo reiki), a un volumen razonablemente bajo.

Personalmente pienso que, aunque la noche es un momento muy valido (por la tranquilidad que se le supone), creo que es aun mejor hacer la auto terapia facial de día. Hay algo poderoso en la luz del día entrando por nuestra ventana, que sea ella la que ilumine la estancia (y no luz artificial, si es posible).

En cualquier caso, mientras tú te sientas cómodo (o cómoda…) que sea de día o de noche importa menos. Solo quería apuntar mis preferencias, pero cada cual…

Bien, vamos a sentarnos. Lo haremos con una postura natural. Un masaje de reflexología facial, como cualquier masaje, comienza con una posicion del cuerpo adecuada:

El culete bien asentado y la espalda recta. Para ello echaremos los hombros hacia atrás (sin perder la comodidad) y levantaremos el rostro. Sacamos un poco el pecho para completar una postura saludable y, al mismo tiempo, dejar bien expandida nuestra caja torácica, que recibirá mucho mejor la respiración. El oxigeno entrará en la sangre y esta, como sabes, va a todas partes, también por supuesto a la cara, que para eso es un masaje facial.
 

 Y seguimos con nuestro masaje facial

Bien sentados, reflexología facial

La respiración es importante

Sin dejar de tener la espalda recta, podemos (y es lo aconsejable) hacerlo en un respaldo que esté un poco inclinado. La importancia de esto va a depender sobre todo de si nos están haciendo el masaje facial o nos lo hacemos nosotros mismos. Si nos lo hacen, tiene que haber buen espacio por detrás, de manera que quien masajéa nuestra cara, se mueva libremente a nuestro alrededor.  Pero si el caso es que nos hacemos nosotros la terapia facial, obviamente esto deja de importar, con estar cómodos y bien sentados…perfecto. Eso si, intenta que sea en un sitio donde puedas tener la cabeza apoyada.

Así que estamos ya listos para el masaje facial. En un lugar tranquilo, con luz tenue, música (si queremos). Bien sentados, respirando con inspiraciones prolongadas y tomándonos aun más tiempo para soltar el aire. La respiración lo es todo a la hora de buscar relajarse. Para que te hagas una idea, tendrías que coger aire durante unos 3 a 5 segundos, y soltarlo poco a poco durante otros 5 a 7 segundos. Ya estás listo para tu masaje de reflexología facial.

Y apaga el móvil! Que nos conocemos 😉
 

un pequeño parentesis para mostrarte un mapa más especifico de reflexología facial

 Mapa de reflexología facial completo.

 

Reflexología facial, mapa puntos de la cara

Reflexología facial, mapa puntos de la cara

 
Reflexología facial, mapa puntos de la cara
 
Puntos reflexología facial 2
 
Puntos reflexología facial 3
 
Puntos reflexologia facial reflexologiapodal.es

Puntos reflexología facial reflexologiapodal.es

 

Empezando con el masaje facial

Es muy importante, en la reflexología facial, que tengas en cuenta que, aunque vayas a incidir más en las zonas que te interesan (por ejemplo en la que corresponde al pecho, si estas…pongamos, con catarro), antes debes de pasar por todos los puntos. Con esto queremos estimular la cara en si, “despertarla”. De paso y como el que no quiere la cosa, nos haremos un masaje total facial que nos dejará de lo más guapetones y con un rostro radiante 🙂

Por lo que iremos poco a poco pasando por todas las zonas, primero de una forma general (guiandonos por el mapa facial simple, que puedes ver al principio de este post), para pasar a puntualizar de forma más estricta las distintas partes que se nombran en el “mapa completo”.

No es necesario estar mucho tiempo con estos preliminares, bastan entre 4 y 7 minutos. Nos ayudará a meternos en situación y a preparar nuestro rostro para lo que ha de venir.
 

La presión de los dedos en la reflexología facial.

Presion de los dedos, reflexología facial

La presion de los dedos en la reflexología facial

Voy a intentar explicarlo de forma sencilla, a ver si me sale:

Tus dedos, en la reflexología facial, o los del profesional que te la practique, van a ser los protagonistas, fundamentalmente los pulgares. Ellos llevarán el ritmo de esta orquesta.  Lo harán trazando círculos alrededor de la zona de la cara (o mejor dicho…del punto o puntos concretos de la cara) que estemos trabajando. Con una presión suave pero firme, notando la forma de los huesos (lo digo así para no decir la forma de tu calavera…Que grima eh). 😀

Nos concentraremos en la sensación del masaje facial, que nos produce ese tacto, esa firmeza que recorre el punto buscado.
 

El masaje facial general

Cuando se practica reflexología  facial, la presión debe ser firme, pero no hasta el punto de sentirse molesta. Como ya he comentado, los protagonistas serán los pulgares, pero sin dejar de utilizar otros dedos, sobre todo los índices.
 

Auto masaje facial reflexologia

Empezamos suave y de una forma general

 
Comenzaremos de esta manera:
 
Utilizando las dos manos, damos pequeños masajes por debajo de los ojos, pasando por el lateral de la nariz, hasta llegar a las orejas. Todavía a dos manos, bajamos desde las orejas hasta la mandíbula. Todo con movimientos firmes pero suaves, recuerda que pretendemos “encender” nuestro rostro, como quien pone en marcha un aparato altamente tecnológico. Y un masaje facial es exactamente lo que hace.

Ahora toca desde la barbilla hasta la boca, de igual forma que hicimos el paso anterior. Una vez masajeada esta zona, con las puntas de los dedos, subimos desde las comisuras de los labios hacia arriba, como si pretendiésemos dibujarnos una amplia sonrisa.

Es el turno de la parte superior del rostro. Con idéntica técnica, después de la “boca sonriente”, pasaremos por los laterales de la nariz. Seguimos hacia las sienes, pero nos detenemos en las cejas, pasando los dedos suavemente por ellas.

Volvemos abajo y esta vez, en lugar de subir lateralmente hacia la sien, subimos por el mismo centro de la nariz hasta la frente, sorteando las cejas, como si pasáramos por una puerta situada entre cada ceja.Cejas reflexología facial

Una vez más repetimos la técnica facial por los laterales, a ambos lados de la nariz a la parte exterior de las cejas. Pero esta vez vamos a realizar un movimiento más extenso, que llegue hasta el nacimiento del pelo. Tiramos con una presión razonable hacia el cuero cabelludo y notamos el relajante paso de los dedos, de el pequeño estiramiento que estamos realizando con nuestro automasaje facial.
 
Ya hemos “encendido la maquina facial”, ahora a centrarnos en puntos concretos de la cara:
 
Le damos la iniciativa a los pulgares,  presionando levemente con ellos en uno de los puntos a tratar y, sin levantarlo, lo giraremos sobre si mismo. Esto se hará de una forma lenta, sintiendo lo que hacemos. Voy a insistir en la importancia de este particular: Hay que vivir el masaje facial, notarlo y sentirlo, concentrándonos en ello.
 

Movimientos de peonza en la reflexología facial

Movimiento de peonza, reflexología facial

Bien, estamos girando despacio los dedos (o el dedo) en nuestra cara y al mismo tiempo dibujamos círculos, tal como lo haría la peonza de un niño, que gira sobre si misma y al tiempo gira en torno a una zona concreta.

¿Cuánto tiempo? De 18 a 35 segundos sería una duración aceptable para cada punto o zona de reflexología facial.

Tal como comento unas líneas más arriba, antes de concentrarnos en ese punto concreto que queremos tratar (el ejemplo de el pecho y la tos), repetiremos esta operación por todo el rostro. En ese momento (que lógicamente será al principio), bastarán entre 5 y 10 segundos por zona.
 
Así que, resumiendo, un masaje facial empieza poco a poco, recorriendo la cara, para pasar luego a zonas más especificas, donde ya nos tomaremos más tiempo con cada movimiento circular.

Ni que decir tiene que, aunque puede ser altamente satisfactorio este auto-masaje de reflexología facial, no se puede comparar con acudir a un reflexólogo, que nos trate de una forma profesional. Tienes a tu disposición nuestros directorios de clínicas y consultas de reflexólogos en tu ciudad. Si eres de Madrid, Barcelona, Valencia, Andalucia, Bilbao o Galicia, ya los puedes consultar. Próximamente incluiremos mas, hasta completar el resto de España.

Dicho esto, y volviendo a una situación en la que seas tú el que te apliques el masaje facial, te garantizo que después de hacerlo, sentirás sus beneficios. 🙂

Espero que te haya servido de ayuda este modesto tutorial  sobre la reflexología facial y sea el principio de muchos masajes relajantes, energéticos y de conocimiento del propio cuerpo.

10 Comentarios

  1. Pingback: Automasaje de reflexología

  2. Pingback: Instituto valenciano de terapias naturales. Entrevista a Cristina Viñals

  3. Pingback: Reflexología infantil, el turno de los niños.

  4. Pingback: Contraindicaciones de la reflexología

  5. Yo he empezado a hacer reflexología pero me hacen mucho daño en los pies, me dicen que es porque los tengo muy cargados y que cuando pase un tiempo notare mejoría, mi pregunta es si eso es normal. gracias.

  6. Hola Carmen, gracias por comentar en nuestro artículo sobre reflexoterapia facial.

    Pensamos que el hecho de que sientas molestias, o directamente dolor, hace necesario que tomes las medidas correctas. La reflexoterapia podal, o la de manos (por ejemplo) son tratamientos complementarios, al igual que la reflexología facial, protagonista de este artículo. Siempre, ante dolores y fuertes molestias, se debe consultar a nuestro médico.

    Desde Reflexología Podal España, nos gustaría recordarte, a ti y a los amigos y amigas que nos leen, que esta norma (el médico es insustituible) debe estar siempre presente en nuestro proceder.

    De nuevo gracias por tu comentario y esperamos que muy pronto, con el control de tu médico y el apoyo de terapias tan beneficiosas como la reflexología, te encuentres mucho mejor.

  7. siento a gusto por esta informacion mi deseo es continuar haciendolo para conocer mas y poder aplicar personalmente y en familia y amigos. DIOS LE BENDIGA.

    • Hola Mónica,

      Entendemos que te refieres a suscribirte. Con mucho gusto lo haremos. Utilizaremos el email que has puesto (y no se publica) al dejar el comentario. Gracias por tu interés en nuestra web, trabajamos cada día para estar a la altura de tu confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *